Los sensores de movimiento son dispositivos muy útiles tanto en el interior como en el exterior de la casa para reforzar su sistema de seguridad, aunque no solo sirven para eso. También resultan muy útiles para automatizar ciertas funciones de la casa por ejemplo, que se encienda la luz de una escalera sin necesidad de estar tocando a oscuras la pared para encontrar el interruptor.

Los detectores de movimiento utilizan luces infrarrojas para detectar los cambios de calor. De este modo, cuando alguien se mueve en una habitación o estancia de la casa la luz lo detecta a través del sensor infrarrojo y se activa la función que le hayas programado.

Los sensores de movimiento van muy bien para mejorar la funcionalidad del sistema de iluminación y mejorar la eficiencia energética de una vivienda por el ahorro que representa en la factura mensual. Hay lugares en tu hogar en los que necesitas luz solo para pasar por ellos, espacios de transición o recorrido como pasillos, vestíbulos, escaleras y cocheras; en estos lugares es más práctico que se encienda la luz solamente mientras estoy pasando el ese lugar, así puedo caminar con confianza y hasta puedo ir con las manos llenas o cargando cosas.

Estos dispositivos son fáciles de instalar, su instalación conlleva un notable aumento en el confort de nuestro hogar, representan un considerable ahorro energético, son bastante económicos y garantizan la seguridad en nuestra vivienda.

Aqui te enseñamos un ejemplo de como funcionan:

¿Quieres conocer lo económico que puede llegar a ser digitalizar tu hogar?

¿Quieres conocer lo económico que puede llegar a ser digitalizar tu hogar?

 

Te regalamos 

 

1 valoración GRATUITA!

 


Suscríbete para obtenerla

Gracias por suscribirte!